Comarca Jacetania Portada – Cabecera

Pepe Arbués: «Es hora de dejar paso a gente nueva, nadie ha cesado a nadie»

Después de estar 16 años al frente de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo y otros 18 ostentando otros cargos como vicepresidente y tesorero, Pepe Arbués ha decidido que ya es hora de una renovación «y de dejar paso a otras personas». Por ello, ha anunciado que en la próxima Asamblea de la Hermandad, que habrá renovación de cargos, no se volverá a presentar ni él, ni el resto de su junta directiva, formada por José Ramón Salvador y Miguel Carasol. «Es mejor que venga nueva gente y yo estaré ahí para el que necesite ayuda», ha explicado esta tarde en un encuentro con los medios de comunicación. La decisión de concluir su etapa en la Hermandad «no ha sido difícil de tomar», y ha reconocido que «deja cosas en el tintero».

Pepe Arbués junto a la bandera de la Hermandad

«Era una decisión que tarde o temprano tenía que llegar» y es coherente con las decisiones que se han tomado en la Hermandad últimamente, referidas a limitar los cargos a 8 años. «No está bien perpetuarse en los cargos y esta decisión debería haber llegado antes», añade. Igualmente ha recalcado que «nadie ha cesado a nadie» y lo que hace la junta directiva que él preside «es un ejercicio de responsabilidad, ya que hemos anunciado que no continuaríamos con el tiempo suficiente».

Ahora se abre otra etapa en la que se podrán presentar candidaturas para formar la junta directiva, formada por cuatro personas: el presidente, vicepresidente, tesorero y secretario. Y todo el que esté interesado deberá proponer una lista con cuatro nombres. Se podrán presentar los que tengan una antigüedad de 3 años como mínimo en la Hermandad y los mayores de 18 años. Si hay más de una candidatura, el próximo 19 de abril que se celebrará la Asamblea, se votará, y ese día se conocerá el nombre del nuevo presidente. Arbués ha explicado que en los estatutos no se recoge la posibilidad de una junta gestora, «que es algo que se ha especulado», pero deberá ser la Asamblea la que decida. Además de la junta directiva, la Hermandad también tienen una junta de gobierno, compuesta por 8 personas: los representantes de las escuadras, caballería, cortejos del conde e histórico, además de 2 puestos honoríficos, el cabildo Catedral y un representante del ayuntamiento de Jaca.

Pero Arbués está «convencido» de que «habrá gente que saldrá, porque la economía de la Hermandad está totalmente saneada, la fiesta del Primer Viernes de Mayo no puede estar más arriba y esto es casi un caramelo». Pero ha advertido de que «para llevar esto, se necesita mucho tiempo».

En la próxima fiesta, Arbués estará junto al nuevo presidente, ya que la actual junta sigue trabajando para organizar ese día tan especial para la ciudad de Jaca. «Seguimos en activo hasta que se celebre la Asamblea». «Lo normal en el traspaso es presentar la fiesta, y compartirla con el nuevo presidente, porque yo la he preparado», según ha explicado.  Y en años siguientes «ya veremos, porque el ayuntamiento suele invitar a los ex presidentes, pero yo siempre he sido artesano y he tocado el tambor, y tengo muchas ganas de poder salir en el desfile porque me gusta vivir la fiesta desde dentro».

Pepe Arbués ha hecho un balance «muy positivo» de toda su etapa en la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, «sólo hay que ver cómo está la fiesta». Ha recordado que en 2010 recibió la placa al mérito turístico del Gobierno de Aragón, en 2011 fue mantenedor de la fiesta de Moros y Cristianos de Elche y en la fiesta «ha habido cambios muy sustanciales. Destaca la creación de la página web, el mercado medieval, el ajedrez, la bandera de la Hermandad o incluir el título de laureado de honor, ya que hay gente que pasa de los 40 años. Logró que la fiesta del Primer Viernes de Mayo se declarara de interés turístico regional, «y me queda la espina de no haber logrado que fuera nacional». Este balance «hay que compartirlo con los compañeros de la junta directiva, junta de gobierno, empresas colaboradoras, ayuntamiento y la prensa». «Es una satisfacción que todo el que está fuera de Jaca, haga lo posible por poder estar ese día en Jaca», ha reconocido.

Pepe Arbués no sólo ha sido presidente de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, también fue presidente del Club Hielo Jaca, y aunque se siente orgulloso de su paso por estos puestos de responsabilidad, «no tengo intención de volver a nada de lo que he estado», concluye.

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios