AB Energía portada

“Esa libertad de hacer lo que quieras en una novela compensa el mundo violento e injusto que encontramos en la realidad”

Villaúa deja atrás un encuentro de literatura único en nuestra comarca. Uno de los autores que han participado en esta segunda edición es Rafa Melero, un escritor e investigador del cuerpo de la policía autonómica de Cataluña.
Ha desarrollado su trayectoria profesional dentro de la policía judicial, en grupos como el de Homicidios, Salud Pública o Delitos contra el Patrimonio. Es autor de las novelas La ira del FénixLa penitencia del alfilFul (Premio Cartagena Negra en 2017) y El secreto está en Sasha.

¿Quién es Rafa Melero?

Alguien que explica historias a través de sus experiencias personales e intenta entretener a los lectores.

¿Qué fue primero: el policía o el escritor?
Fue el policía, sin duda. No hace mucho que me inicié en esta actividad. De hecho, la experiencia como policía me llevó a la escritura.

¿Cómo llego a seguir este camino?
Mi madre era una gran lectora que me pasó ese hábito. Para mí el salto de leer a escribir fue muy natural. Ya llevaba muchos años redactando los casos policiales a través de atestados.

En su trabajo y en sus obras, sale de un mundo violento y entra en otro mundo violento. ¿Llega ser demasiado alguna vez?
Bueno, a mí me gusta mi trabajo por lo que no me resulta difícil meterme en ese mundo a través de las letras. Pero además, aquí ese mundo lo dirijo yo y eso te da mucha libertad. El caso real de Marta del Castillo, si fuera de ficción y la hubiera escrito yo, sus padres como mínimo, podrían enterrar a su hija. Esa libertad de hacer lo que quieras compensa el mundo violento e injusto que encontramos en la realidad.

¿Cuáles de las experiencias vividas como policía llegan a pasar a sus libros?
Todas y ninguna. Mis personajes se nutren de esas experiencias, pero jamás escribo sobre casos reales. Por mi trabajo, estoy sujeto al secreto profesional por lo que los casos de mis novelas son inventados.

¿Cómo elige los personajes? ¿Qué les tiene que distinguir de otros que no llegan a ser personajes en sus obras?
Los personajes se construyen poco a poco, unos calan más que otros pero les tienes cariño a todos ellos, incluso a los malos.

¿Cuáles son las ventajas de haber trabajado tanto como investigador?
Conocer bien como se investigan los delitos en España. No tengo que documentarme apenas.

¿Qué es lo que más le gusta de su carrera como investigador y qué es lo que más le gusta de su carrera como escritor?
Como investigador detener a gente malvada de verdad, después de cometer delitos muy atroces. Como escritor el contacto con los lectores y su visión sobre lo que escribo.

¿Qué opina sobre la situación por la que paso el escritor y también policía Esteban Navarro?
Me parece aberrante, pero como además Esteban es mi amigo y le conozco bien, creo que no se lo merece en absoluto. No se tendría que perseguir a nadie por hacer ficción. Que un policía escriba y publique novelas es un buen síntoma para esa institución y rompe muchos tópicos.
¿Su trabajo como escritor ha interferido en su trabajo como policía?
No. Lo llevo muy bien y separado, eso sí, tengo siempre el respaldo del Cuerpo de Mossos y eso es de agradecer.

¿Qué le diría a una persona que no ha descubierto aún la novela negra?
Que se está perdiendo historias apasionantes, a veces con un trasfondo de crítica social y otras que ahondan en temas como la maldad, la culpa o la venganza por poner algunos. Creo que es un género que costará que pase de moda porque nos lleva a preguntarnos cosas sobre nosotros mismos.

¿Qué se ve haciendo dentro de 10 años?
Sinceramente, no tengo ni idea. Nunca hago planes a tan largo plazo.

¿Qué encontró en Villanúa?
Una organización ejemplar, con gente maravillosa y un ayuntamiento que apuesta por la cultura. Un soplo de aire fresco para estos tiempos que corren.

Banner Ayuntamiento de Sabiñánigo genérico
Comentarios