Comarca de la Jacetania 2019

El GPS de la osa Claverina la sitúa en el Valle de Hecho desde principios de agosto

ATAQUES GANADO

Los ganaderos han tenido acceso a la información facilitada por el sistema de geolocalización de Claverina y Sorita, las osas eslovenas liberadas por Francia en octubre de 2018.

BANNER DPH Huesca Accesible Portada

Ganaderos del Valle de Hecho han vuelto a criticar la falta de información por parte del Gobierno de Aragón respecto a la presencia de osos en la zona. Lo han hecho después de tener acceso a la información del sistema de geolocalización de una de las dos osas eslovenas liberadas por Francia el pasado mes de octubre, Claverina. Según este sistema, lleva en el Valle de Hecho desde principios de agosto. Esto demostraría que fue ella la autora de los tres ataques de oso registrados en los últimos días en Lenito, que se saldaron con nueve ovejas muertas y varias heridas y desaparecidas.

En concreto, y según su GPS, Claverina se ha movido por el Valle de Hecho, la selva de Oza y desde el barranco de Acherito hasta Ansó desde principios de agosto hasta el 4 de septiembre, última fecha de la que se dispone ya que el sistema de geolocalización no permite tener información a tiempo real. La última ubicación de Claverina en Francia, concretamente en Las Forges d’Abel (Borce), es del 3 de agosto. Desde entonces no se ha vuelto a publicar en la web de la Dirección General de Medio Ambiente, Desarrollo y Vivienda de la región de Occitania su ubicación mediante GPS.

Sorita sigue en Francia

La información de esta web se corresponde únicamente con los movimientos de los animales en los Pirineos franceses y cuando las ubicaciones de los osos seguidos por GPS no aparecen en dicha web, significa que están en España o Andorra. Por lo tanto, y según el resultado del sistema de geolocalización y los últimos ataques, todo apunta a que Claverina sigue por el Valle de Hecho. Sorita, la otra osa liberada por Francia, se mueve por las zonas de Laruns, Borce y Urdós. Su última ubicación es del 7 de septiembre en Pic d’Arri (Borce). Las dos osas llevan un collar transmisor, que envía los datos de su localización a los servicios de la Oficina Nacional de Caza y Fauna Salvaje de Francia.

El departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón no ha aclarado si disponía o no de  información sobre el paradero de las osas, ni si la recibe del país vecino. No obstante, consideran que los sistemas de geolocalización “no son efectivos porque no sirven para prevenir los ataques, informan de donde ha estado el oso a posteriori y no de forma constante puesto que falla la cobertura”. La posición del Gobierno de Aragón “es en contra de las políticas de reintroducción y ha puesto en marcha una nueva línea de ayudas en favor de la ganadería extensiva”, añaden.

Comentarios