AB Energía portada

La Ciudadela presenta dos nuevas exposiciones, de escultura y naturaleza, para este verano

JACA

El Castillo de San Pedro de Jaca sigue ampliando su oferta cultural con dos nuevas exposiciones de Pedro Anía y Ana Calvo, que se podrán visitar hasta mediados de agosto.

La Ciudadela de Jaca ofrece a sus visitantes dos nuevas exposiciones: una de escultura de Pedro Anía Gérez, en la Sala Burnao, y ‘Naturaleza segunda oportunidad’, de Ana Calvo Vega, en el Salón Panadería. Las dos muestras se incluyen en la entrada general a la Ciudadela y se podrán visitar hasta el próximo 18 de agosto.

La exposición de Pedro Anía se basa “en el trabajo que he hecho durante muchos años”, explica el autor, que talla todo tipo de piedras, incluido granitos y alabastro. A la Ciudadela ha llevado “una serie de piedras de las más representativas de Aragón, que se utilizan en escultura o en talla, como puede ser el mármol negro de Calatorao, piedra del Pirineo como la de Fiscal o Martes, arenisca de Uncastillo y también alabastros. Consta de 20 esculturas, “de motivos muy variados”.

“Mi mundo con el trabajo de la escultura y la piedra viene desde pequeño, ya que provengo de una familia que han trabajado toda la vida en la piedra”, explica. Para esculpir “busco la fluidez, convertir la piedra en huecos y proporciones equilibradas”

A su exposición de Jaca ha llevado “de todo”: unas espadas que representan a la morisma de Aínsa o a la  carrasca de Sobrarbe, “ya que son conceptos e ideas que han estado en los pueblos del pirineo y en Aragón”. Pedro Anía ha expuesto en Calatorao, su localidad natal y próximamente lo hará en el silo de Hortaleza de Madrid, en abril en Grenoble (Francia), y en julio al norte de Francia. “Y por toda España y en Francia”, añade.

‘Naturaleza segunda Oportunidad’

En el Salón Panadería se encuentra la exposición de Ana Calvo, una representación artística “peculiar” y algo diferente a lo que muchos están acostumbrados a ver. Es una exposición llamativa, porque Ana deja “que sea la naturaleza la que haga la escultura”, tal y como ella misma asegura. Las piezas que se pueden observar son raíces, que recoge en la zona. Luego “se limpian y veo lo que con ellas puedo conseguir”. A algunas “les doy un toque de color, otras se quedan en madera”, indica. Pero insiste en que ella no retoca nada, sólo pule las piezas. Aunque son raíces de la naturaleza, “muchas tienen nombre”. Y es que en algunas se puede ver un elefante, otra parece un pájaro, un corazón o un dragón. “Cada uno ve lo que quiere”, asegura la autora.

Banner Ayuntamiento de Sabiñánigo genérico
Comentarios