Comunicanza

Rescatados un espeleólogo en Villanúa y un escalador en Ansó

MONTAÑA

El espeleólogo sufrió una caída rodando posteriormente unos cinco metros por una fuerte pendiente de bloques y cantos. Esto le provocó un fuerte dolor en el pie y en el costado impidiéndole salir de la cueva por sus propios medios.

Los especialistas de montaña de la Guardia Civil de Huesca han realizado este fin de semana tres intervenciones, dos el viernes y uno el sábado.

El primer aviso se recibió el viernes sobre las 12.45, desde el camping de Zuriza, informando que una persona que se encontraba escalando el pico Achar del Álamo (Ansó) había sufrido una caída de diez metros tras fallarle los seguros que había colocado.

SEREIM de Jaca, helicóptero de la Guardia Civil de Huesca y médico del 061, tras localizar al accidentado, le inmovilizaron en una camilla con colchón de vacío, para evitar que sus lesiones pudieran agravarse. Posteriormente se le llevó a un lugar más adecuado para que el helicóptero pueda evacuarlo mediante un ciclo de grúa. T fue trasladado hasta el hospital San Jorge de Huesca con contusiones en la espalda. Se trata de un vecino de Navarra de 45 años.

Cavidad en Villanúa

Por otro lado, un espeleólogo de Zaragoza de 38 años que se encontraba en la cavidad denominada Aven de Marañán (Villanúa), sufrió una caída hasta el suelo, rodando posteriormente unos cinco metros por una fuerte pendiente de bloques y cantos. Esto le provocó un fuerte dolor en el pie y en el costado impidiéndole salir de la cueva por sus propios medios.

Con ayuda de sus compañeros consiguió llegar a unos 50 metros de profundidad. Sus compañeros prefirieron ser prudentes, pensando que podía tener lesiones internas y  no lo sacaron de la cavidad.

Acudió al lugar SEREIM de Jaca con material para socorro pesado en el helicóptero de la Guardia Civil de Huesca y médico del 061 para una primera intervención y valoración. Y posteriormente se incorporó más personal que fue necesario para las labores de evacuación.

Tras una valoración se decidió instalar dos contrapesos encadenados, uno de 50 metros y otro para extraerlo hasta el exterior de unos 15 metros. Un especialista y el médico descendieron para valorar al herido y prepararlo para la evacuación. A las 19.30 aproximadamente se consiguió llegar a la boca de la cueva y el helicóptero trasladó al herido al  hospital San Jorge de Huesca. El accidentado sufría un posible esguince de tobillo izquierdo y contusiones en el costado y omoplato derechos.

El rescate del sábado tuvo lugar después de que un barranquista se lesionara un hombro cuando descendía el Fornocal (Huesca).

Campaña espárragos Adecuara
Comentarios