AB Energía portada

La Senda Amarilla se retomó con 150 participantes y poniendo en valor la ‘ruta de la memoria’

TRADICIÓN

La Senda Amarilla discurre entre Oliván y Ainielle, y tras tener que suspenderse en 2020, volvía este sábado por la tarde con toda la ilusión y resultando todo un éxito. La Asociación Cultural O Cumo de Oliván limitó la asistencia a 150 asistentes, la música la puso el grupo Bosnerau y Tere Otal impartió una conferencia.

La Senda Amarilla, entre Oliván y Ainielle, regresó ayer sábado con la participación de 150 personas -un número limitado por la pandemia- para seguir poniendo en valor esa zona en la que se fijó Julio Llamazares para escribir ‘La lluvia amarilla’. Tras un año sin celebrarse, la Asociación Cultural O Cumo de Oliván volvía a organizar este cita ya tradicional que llegaba a su XIV edición y que como siempre, fue todo un éxito. Contó además con la música del grupo Bosnerau y la charla de Tere Otal.

Esta ruta de la memoria volvía “con mucha ilusión y con más ganas de nunca“, tal y como aseguraba la presidenta de la Asociación Cultural O Cumo de Oliván, Isabel Manglano. Aunque al principio también hubo temor, por las circunstancias, “pero teniendo en cuenta todos los protocolos sanitarios se pueden realizar este tipo de eventos”.

Expo Eduardo Marco DPH
Haciendo el camino desde Oliván hasta Ainielle.

Límite de asistencia

La organización decidió por ello limitar la asistencia a 150 personas y así evitar grandes concentraciones de gente. Y las inscripciones tuvieron que cerrarse antes de que finalizara el plazo, al completarse las plazas disponibles. Manglano recordaba que ha habido años, sobre todo cuando ha estado presente Julio Llamazares, que la senda ha contado con unas 400 personas.

Como todos los años, la Senda Amarilla ha estado dotada de un contenido cultural, relacionado con temas de la zona. No se ha podido llevar a cabo la exposición que se montaba en las antiguas escuelas de Oliván, ya que “este año nos pareció poco adecuado”, pero ha habido música y conferencia.

Una vez en Ainielle y tras coger fuerzas con la comida de alforja, Tere Otal impartió una charla “muy interesante y bonita”, tal y como ha destacado Isabel Manglano, titulada ‘Literatura, mujeres y tradición oral en Sobrepuerto’. Tere Otal es una mujer dedicada a la enseñanza, a la docencia, ha sido profesora y gran estudiosa de la lengua castellana y aragonesa.

Maestras en la puerta del colegio de Ainielle.

Esta jornada celebrada ayer sábado contó también con la participación de un grupo de maestras, que no quisieron perder la oportunidad de hacerse una fotografía en la puerta de la escuela de Ainielle.

El programa finalizó con una chocolatada en Oliván por la tarde, amenizada de nuevo por el la música folk del grupo Bosnerau.

Actuación del grupo Bosnerau.

Banner Ayuntamiento de Sabiñánigo genérico
Comentarios