Comarca Jacetania Portada – Cabecera

Comienza el proceso de instalación de fibra óptica en 15 localidades de la provincia, gracias al plan pionero de la DPH

Existen poblaciones en la provincia de Huesca que a día de hoy no disponen de servicios de banda ancha ni tampoco había previsiones de que llegara algún operador. Pero tras lanzarse hace unas semanas en Borau un ambicioso plan para el medio rural altoaragonés, la DPH inicia ya el proceso de despliegue en las primeras quince localidades. Se calcula que después de una inversión de 4,5 millones de euros y en un plazo de aquí a menos de dos años, más de 217.000 personas de todas las comarcas podrán estar conectadas a alta velocidad.

Frente al aislamiento al que se ha llevado a muchos pueblos, la Diputación apuesta por su conexión con una extensión de la banda ancha a prácticamente todo el territorio que comienza estos días por Borau, Escarrilla, Camporrells, Baells, Nacha, Baldellou, Tella, Sin, Lafortunada, Serveto, Berbegal, Ilche, Fornillos, Monesma y Morilla, donde quienes viven y quieren trabajar en estas poblaciones podrán acceder en los próximos meses a Internet en las mismas condiciones que en cualquier ciudad.

A esta apuesta tecnológica sin precedentes se irán sumando más de 300 pequeñas localidades, que van desde los 20 habitantes de Montañana, Lárrede, Camporrotuno o Beranuy a los de mayor población con poco más de 800, como es el caso de Estadilla, Ballobar o Lanaja. El calendario que se está definiendo entre la Diputación Provincial de Huesca y la operadora aragonesa Embou, adjudicataria del contrato, plantea un desarrollo ágil cuyo inicio está en estas poblaciones de Jacetania, Alto Gállego, Litera, Sobrarbe y Somontano, pero que será de una media de 46 cada trimestre, de forma que en los nueve primeros meses haya llegado prácticamente a la mitad de las 321 localidades previstas.

Tras cerrar el proyecto técnico entre ambas partes, este plan llegará con una conexión de 100 megas a los cascos urbanos de las poblaciones, mientras que las zonas diseminadas estarán cubiertas a 30 mbps para garantizar igualmente la alta velocidad. La instalación y la llegada del servicios no supondrá costes para los municipios, ya que la DPH cuenta con cofinanciación de los fondos europeos FEDER que también se realiza en coordinación con la DGA a la vez que facilita el uso de sus torres de telecomunicaciones.

En estas primeras visitas se decide con el ayuntamiento el plan de despliegue en cada localidad, es decir, dónde se ubicarán los equipos, que siempre será en dependencias públicas. A nivel técnica, se instalará un radioenlace con las torres donde hay red de servicio para realizar desde ahí el cableado de fibra óptica necesario, utilizando postes y canalizaciones existentes, y poder dar el servicio de datos a centros municipales y hogares que lo podrán contratar desde ese momento al mismo precio que en cualquier otro lugar. Al desplegar una infraestructura física se tendrá una red fácilmente escalable que no necesitará nuevas inversiones para aumentar la tasa de datos, para cubrir las viviendas fuera del núcleo urbano habrá otra red vía radio utilizando la tecnología WiMAX o LTE.

Este proyecto ‘Huesca en Banda Ancha’ arranca después de una compleja tramitación administrativa a la que ha tenido que hacer frente la Diputación por el importe, la necesaria coordinación con otras administraciones y lo novedoso de este tipo de concurso. El plan se aprobó en pleno a finales de abril del año pasado, después hubo que esperar cuatro meses de tramitación por parte del anterior Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para superar favorablemente todos los informes y en marzo pudo arrancar una compleja contratación a escala europea.

 

Más información:

Arranca en Borau el plan pionero de la DPH para llevar la banda ancha a 321 localidades altoaragonesas

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios