Comarca Jacetania invierno

Un simulacro de la UME por inundaciones movilizará a 3.000 personas en las comarcas de la Jacetania y Alto Gállego

‘Aragón 2019’ será el noveno ejercicio de simulación de una emergencia de interés nacional que organiza la Unidad Militar de Emergencias (UME) y en esta ocasión el supuesto es una situación de catástrofe por inundaciones en las comarcas pirenaicas de la Jacetania y el Alto Gállego, que producen el colapso de edificaciones e infraestructuras y generan además otros desastres tecnológicos y medioambientales. Se desarrollará en el Pirineo aragonés entre el 1 y el 5 de abril del próximo año. Será una oportunidad para poner a prueba la capacidad de reacción del Estado y la Comunidad Autónoma de Aragón ante una gran emergencia de nivel nacional en total colaboración con 50 instituciones, organismos y entidades tanto civiles como militares, de carácter público y privado, de los ámbitos local, regional, nacional e internacional. Entre los propios efectivos de la UME, técnicos, médicos, psicólogos, bomberos o personal de Protección Civil del Gobierno de Aragón se movilizarán en total alrededor de 3.000 personas.

Dada su complejidad, importancia y número de participantes, la UME comenzó el planeamiento de este ejercicio en agosto, concretando los objetivos alcanzar para este año, supuestos sobre los que se desarrollarán las incidencias y el estudio de los diferentes escenarios, entre otros aspectos.

El simulacro de emergencia nacional del ejercicio ‘Aragón 2019’ se basa en el supuesto de un intenso temporal de lluvias y viento, unido a un aumento drástico de las temperaturas que potenciará aún más la fusión de la nieve en altas cotas, un escenario no descartable ante el cambio climático, que para el jefe de la UME, Miguel Alcañiz, está claro que es una realidad. La desfavorable evolución de ese temporal en toda la parte norte de España hará que se decrete el Nivel 2 de los correspondientes planes especiales de protección civil ante inundaciones en el País Vasco, Navarra y Aragón.

Aragón será la Comunidad más afectada y los estragos más importantes se sufrirán en las comarcas de Jacetania y Alto Gállego. Como consecuencia de esta situación, se prevé que se produzcan inundaciones y otra serie de problemas derivados como aludes, desprendimientos de terreno, cortes en vías de comunicación, afección a completos industriales, bienes de interés cultural y diversos incidentes medioambientales.

Producida esta situación, y ante el hecho de que las comunidades vecinas no pueden auxiliar a la Comunidad aragonesa por estar gestionando sus propias situaciones de emergencia, las autoridades competentes de Aragón solicitarán al Ministerio de Interior la declaración de Emergencia de Interés Nacional.

Para dar el mayor realismo posible, el ejercicio transcurrirá con unas incidencias desconocidas para los intervinientes y directivos, sobre las que tendrán que reaccionar. Para concretar la secuencia lógica de estas incidencias y calcular unas consecuencias coherentes para cada una de ellas se cuenta con el grupo de Control del Ejercicio (EXCON), que dispone a su vez de aplicaciones, tablas y conocimientos para concretar estos cálculos con el mayor realismo posible. Durante el desarrollo del ejercicio, el EXCON irá introduciendo estas incidencias y condicionando la posible inclusión de otras conforme a la reacción de los intervinientes.

“Intentamos no perturbar la tranquilidad, la circulación ni la paz normal de cada día. Se simulará, pero no entorpeceremos movimientos, vida, ni el funcionamiento de la región, será todo simulado”, tal y como ha explicado el teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Miguel Alcañiz, que ha presentado hoy al Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y a la delegada del Gobierno de España en la Comunidad, Carmen Sánchez, las líneas y objetivos generales del ejercicio de emergencia nacional que se desarrollará en tierras aragonesas entre el 1 y el 5 de abril del próximo año.

 

Banner Ayuntamiento de Sabiñánigo genérico
Comentarios