Comunicanza

Servicios de salud de España y Francia se reúnen en Jaca para mejorar la atención sanitaria de emergencia en los Pirineos

Miembros de la Asociación Médica Transpirenaica (AMT), constituida por colegios de médicos de ambos lados de los Pirineos, se reunieron este viernes en Jaca con los socios del proyecto ‘Cuando las emergencias médicas borran las fronteras’, integrado por los servicios de salud de todos los territorios pirenaicos. Es una iniciativa de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) y su objetivo es lograr acuerdos de colaboración entre el estado francés, las comunidades autónomas españolas y el Principado de Andorra para permitir la firma de una convención que termine con los problemas administrativos y facilite la intervención sanitaria transfronteriza.

“Un médico como profesional actúa en cualquier sitio del mundo, otra cosa es que esté reconocida su actuación”, explica la presidenta de la Asociación Médica Transpirenaica y del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer. Para solucionar esto “se tienen que crear mecanismos para que esas situaciones estén contempladas desde el punto de vista administrativo y no supongan ningún problema para los profesionales ni demora para los pacientes”, añade. Las soluciones, a su juicio, pasarán por la firma de convenios sanitarios a nivel estatal, con la colaboración de los Colegios de Médicos “porque somos los que validamos que el profesional es apto, tiene la formación adecuada, está en ejercicio y no tiene ninguna sanción”. La participación en este tipo de programas es importante para la AMT ya que “supone un intercambio de conocimiento sobre la experiencia de la profesión médica a ambos lados de la frontera para poner en contexto qué necesidades existen y cómo resolverlas y así establecer vías de mejora en los sistemas sanitarios”.

Karlos Ibarguren del Servicio de emergencia de País Vasco (Emergentziak Osakidetza) ha explicado el acuerdo que el servicio vasco tiene con el hospital de Bayona en Francia, que está centrado en tres supuestos muy concretos que tienen que ver con la telefonía -estando en Irún la llamada a emergencias salta en la ciudad francesa de Bayona-, con los desplazamientos dependiendo si el accidente ocurre en la parte vasca o francesa y de dónde es natural el paciente, y en casos de incidentes de múltiples víctimas y catástrofes. 

Francesc Bonet, director del Hospital Transfronterizo de la Cerdanya (cofinanciado por FEDER a través de un proyecto POCTEFA) ha señalado como objetivo “hacer que la cooperación transfronteriza sea lo cotidiano”. Por último, Amparo García Castelar, del 061 Aragón ha subrayado que “es importante que el paciente prime sobre cualquier situación y que no haya trabas administrativas”.

Actualmente, un profesional sanitario de España, Francia o Andorra no está autorizado a intervenir fuera del territorio en el que obtuvo su título sin la validación de un diploma por parte del Colegio de Médicos y Enfermeras del país vecino, lo que complica la atención sanitaria en una región montañosa en la que la orografía y el clima dificultan los desplazamientos. La cooperación entre servicios de salud, asociaciones y autoridades puede transformar este problema en la oportunidad de mejorar la calidad de vida de estos 15 millones de ciudadanos pirenaicos.

 

Campaña espárragos Adecuara
Comentarios