Sabiñánigo cuenta con una nueva aula Multisensorial para atención temprana

Pasillo sensorial

Un pasillo sensorial, una cama vibroacústica, luz ultravioleta, una mesa de luz, fibra óptica o columnas de burbujas. Son algunos de los elementos utilizados para la estimulación basal, visual, auditiva y táctil, en la nueva aula Multisensorial del Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana ‘Carlos López Otín’ de Sabiñánigo, que se ha inaugurado este martes con la presencia de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales María Victoria Broto. El objetivo es conseguir, a través de técnicas innovadoras una mayor autonomía y mejores condiciones para los niños con discapacidades o con riesgo de padecerlas.

Columna de burbujas y colores

La consejera ha recordado que al principio de la legislatura había 17 niños y ahora son 30 los atendidos. Igualmente, se ha incrementado un 49% el presupuesto para atención temprana en su departamento, pasando de 3,8 millones de euros a los 5,7 actuales. Este centro serrablés, para niños de 0 a 6 años, da respuesta a la zona occidental del Pirineo para los niños que tienen necesidad de atención temprana, lleva abierto 12 años y fue el primer centro rural que se abrió en Aragón, tal y como destacó Francisco Ratia, presidente de Cadis. Berta Fernández, alcaldesa de Sabiñánigo, ha querido agradecer el trabajo realizado en el centro, donde se realiza “una bonita labor como es la atención temprana”.