Miguel Carasol: “El Primer Viernes de Mayo es historia, cultura, orgullo y emoción”

PRIMER VIERNES DE MAYO

La principal novedad del desfile de este año es que en la plaza de la Catedral el Conde Aznar presenciará junto al síndico, que porta la bandera de Jaca, el saludo de banderas.

Quedan tan sólo dos días para la celebración del Primer Viernes de Mayo. La fiesta por excelencia de la capital jacetana. La que reúne a miles de personas en los desfiles y en el canto del Himno. Una fiesta que para la gente de Jaca significa “historia, cultura y orgullo”. Y en la que tiene una destacada importancia la figura del Conde Aznar.

Va a ser el quinto año que Miguel Carasol represente a la figura del Conde Aznar Galíndez. A pocas horas de una nueva batalla, se muestra tranquilo, sin nervios y con muchas ganas de que llegue un nuevo Primer Viernes de Mayo. Estos días previos son de mucho trabajo, tanto para él como para la Hermandad del Primer Viernes de Mayo. A los últimos preparativos de la fiesta, se suma la visita a los colegios de la ciudad y a la residencia de ancianos. “Hay que tener en cuenta que el camino que los mayores nos han hecho para que nosotros estemos aquí, lo tenemos que hacer para que los niños hagan la fiesta más grande y mejor. Este trabajo es el más importante de los que hacemos en el previo de la fiesta”, explica.

Lleva 34 años vinculado a la Hermandad y ha vivido la fiesta desde diferentes puntos de vista. “Hay muchos momentos especiales”, asegura. “El desfile de la mañana es precioso, porque hay mucha complicidad y a la gente la ves más directamente que el medio día, que es más multitudinario”. Para él, “es un privilegio poder ser el Conde Aznar”.

Como los cuatro años anteriores, hará su entrada triunfal y el posterior recorrido del desfile sobre la yegua Simona. Con ella tiene una “complicidad extraordinaria”, porque es “siempre la misma y con la que empecé a montar”. Ya sabía ir a caballo antes de ser elegido Conde Aznar, pero ahora debe practicar más, sobre todo las semanas previas a la fiesta. Como la armadura que lleva el Primer Viernes de Mayo pesa 28 kilos, suele montar los días previos con ella, aunque como reconoce “Simona ya me conoce incluso con armadura, es más para que se acostumbre al peso”.

El viernes se levantará a las 5.00 de la mañana para prepararse. Algo que no podría hacer sin la ayuda de su pareja Ana, porque vestirse él solo “es imposible”. “Yo no podría salir en el desfile si por la mañana Ana no me preparara, porque no me puedo atar la armadura yo solo, tengo cierta complicación para vestirme. Eso supone que todo el mundo de alrededor, estén por la labor. Si esto no fuera así, no podría ser Conde Aznar”.

Este año habrá alguna novedad en el desfile respecto a la figura del Conde Aznar. Hasta ahora, “llegaba a la plaza de la Catedral, desmontaba en la lonja grande, me venía a buscar el capitán y abanderado del cortejo histórico, iba con ellos al centro de la plaza, saludaba a la bandera de Jaca y continuaba”. Pero el viernes, desmontará del caballo en el mismo sitio y acompañado del capitán y abanderado del cortejo histórico, se situará junto al síndico (que este año es el concejal Dani Ventura) que porta la bandera de Jaca y presenciará los saludos de banderas.

Comarca de la Jacetania 2019
Comentarios