Banner Balneario Panticosa Portada

Elena Gusano recibe el Premio Chuana Coscujuela por su trabajo por revitalizar el aragonés ansotano

La entrega ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Jaca, en un acto amenizado por el grupo musical jaqués Gaiters de Chaca y el grupo de teatro Dingolondango, de Ansó, del que es fundadora la galardonada.

El director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susín, ha entregado este jueves el Premio Chuana Coscujuela 2022 a la escritora y dramaturga Elena Gusano Galindo, por su trabajo por revitalizar el aragonés ansotano. El jurado ha valorado también que “gracias a su ilusión, su capacidad de trabajo y su generosidad, Elena Gusano ha conseguido además implicar a otras personas del valle en su tarea por la dignificación de la lengua aragonesa”.

La entrega ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Jaca, en un acto amenizado por el grupo musical jaqués Gaiters de Chaca y el grupo de teatro Dingolondango, de Ansó, del que es fundadora la galardonada.

El Premio Chuana Coscujuela, impulsado por la Dirección General de Política Lingüística, tiene carácter honorífico y reconoce una labor continuada o de especial notoriedad e importancia, en cualquiera de los ámbitos sociales, culturales, deportivos, artísticos, económicos, etc., que supongan un destacado beneficio para la lengua aragonesa.

Ansotana

Elena Gusano es licenciada en Sociología y fue funcionaria del Ministerio de Asuntos Exteriores. De familia emigrada a Madrid desde Ansó después de la Guerra Civil, las mujeres de su familia le transmitieron el amor por el aragonés ansotano que ellas hablaban.

Escritora, pintora, actriz, investigadora de la historia y las tradiciones ansotanas, fundó en 2008 el Grupo de Teatro Dingolondango que ha representado en ansotano obras como ‘Yésica un abrío d’agora’ (2009), ‘A clocada d’a estrela con coda’ (2011), ‘Percaziando una fazería’ (2012), ‘Isto s’afunde’ (2014), ‘Purnas alparzeras’ (2016), ‘Rasmia, a verdadera istoria d’Aragón’ (2018) y ‘Os condenaus d’Ansó’ (2022).

Ha estudiado la emigración temporal de las mujeres ansotanas como obreras en las fábricas de alpargatas del sur de Francia, como camareras en los Baños de Panticosa y como vendedoras de té en muchas ciudades españolas.

‘Mullers’

Estos estudios dieron lugar a la exposición ‘Mullers’ y a diferentes publicaciones relacionadas con Ansó y el aragonés ansotano en las que ha participado con textos o ilustraciones.

Es autora del documental ‘Alacay el baile del ramo’ y de varios audiovisuales de cuentos populares. Es también experta en el traje popular ansotano, habiendo publicado recientemente (2021), junto con Dabí Latas un libro sobre el particular en edición bilingüe aragonés/castellano.

También ha colaborado en el proyecto europeo Erasmus Stitch project, participando en los documentales: ‘Ansó: rasmia, funzias y muita historia’, y ‘Ainarak, la memoria de las golondrinas’.

Como pintora, es la autora de los carteles de la Fiesta del día del traje en Ansó desde 2006, habiendo participado en diversas exposiciones y publicando ‘A canta d’a gorroya’, ‘Tiana, a mozeta que no teneba basquiña’, y ‘As drezas de Zarpiliniante’.

El Jurado del Premio Chuana Coscujuela 2022 ha estado presidido por el jefe de servicio de Política Lingüística, Francho Beltrán, y compuesto por las vocales Begoña Domínguez, Luzía Fernández y María Longás, además de por el asesor docente de la Dirección General de Política Lingüística, Iván Izquierdo, como secretario.

En ediciones anteriores han sido galardonados María Victoria Nicolás Minué e Inazio Almudévar Zamora, Chesús Garcés Baquer ‘Baitico’ y Carmen Castán Saura.

Chuana Coscujuela

 Chuana Coscujuela (1910-2000) destacó como una de las mejores y más populares escritoras en aragonés del último tercio del S. XX. Fue en Adahuesca, el pueblo de su infancia, en el que situó su obra maestra: ‘A lueca (a istoria d’una mozeta d’o Semontano)’; escrita a finales de los años 70 y que constituyó el primer libro que se editaba en aragonés del Somontano.

Su estilo se caracterizó por su espontaneidad y naturalidad, recogiendo con sencillez la vida tradicional en un lugar de la zona. En su obra aparecen multitud de expresiones y frases hechas de carácter coloquial, que le dan al texto gran viveza. Fue consejera de honor del Consello d’a Fabla Aragonesa y, además, ganó el Premio Arnal Cavero del Gobierno de Aragón en el año 1992.

Comentarios