Comarca Jacetania Portada – Cabecera

El nuevo laboratorio para la descontaminación del lindano de Sabiñánigo pretende ser un referente a nivel mundial

La situación actual y la carga de trabajo que sostiene el laboratorio situado en el vertedero de Bailín, hacen necesario su traslado a un espacio más amplio y funcional, por lo que ya han comenzado las obras del nuevo emplazamiento, en Pirenarium, en Sabiñánigo. Estará finalizado en enero de 2019 y se plantea como la primera piedra de un futuro centro de referencia de la lucha contra los Contaminantes Orgánicos Persistes (COPs), con el objetivo de transformar el reto de la gestión de los residuos derivados de la fabricación de lindano en una oportunidad de desarrollo en el municipio de Sabiñánigo y una alternativa al actual modelo sustentado en empresas químicas convencionales.

Va a permitir analizar más muestras y mejorar el trabajo que ya se está ejecutando en el laboratorio de Bailín, donde ya se realizan analíticas casi a tiempo real. Concretamente, los resultados de los análisis de las muestras de agua están listos en 90 minutos. En 2017, se realizaron 3.807 analíticas de agua y 714 de suelo y en 2018, éstas últimas superaron las 800.

Las instalaciones de Pirenarium, con una superficie de 497 metros cuadrados y un presupuesto de 700.000 euros, permitirán una mayor precisión en las analíticas y una mejor separación de las muestras contaminantes. Para el análisis de las muestras se han adquirido dos nuevos cromatógrafos y se trasladarán los equipos de los que se dispone en Bailín.

Tal y como ha explicado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad Joaquín Olona, que ha visitado este miércoles las instalaciones en obras del nuevo laboratorio para la descontaminación del lindano, este problema contaminante no sólo existe en Sabiñánigo, sino a nivel global. En Aragón, “no nos ha quedado otro remedio que ser pioneros a nivel mundial en afrontar este problema, y la única solución posible es la investigación y el desarrollo”, ha añadido.

Inquinosa

Inquinosa

Respecto al desmantelamiento de Inquinosa, el consejero ha asegurado que en 2021 “la planta ya no existirá y dejará de ser un espacio contaminado para ser otro limpio y sin riesgos”. Para llegar a este último paso, se lleva tiempo trabajando. Se encapsularon los residuos que permanecían en estas instalaciones y se llevaron a cabo trabajos  de caracterización de la contaminación del edificio y del suelo, para saber a qué problema había que hacer frente. “Hasta ahora hemos hecho mucho trabajo que no se ve, pero que nos permite saber a lo que nos enfrentamos, y puedo decir que los niveles de contaminación del edifico son menores de los que inicialmente se estimaban”, ha añadido Olona.

Por lo tanto, los objetivos “más inmediatos”, se están desarrollando con técnicas en las que ya se trabaja para reducir la contaminación de las estructuras del propio edificio y para que la demolición “conlleve los menos riesgos posibles y el tratamiento de escombros sea lo más fácil posible”.

Residuos encapsulados en Inquinosa

En este sentido, los últimos ensayos en Inquinosa son dos proyectos en el ámbito de la descontaminación de superficies. Ambos han servido de estudio para la descontaminación de los paramentos interiores de la fábrica (paredes y muros) con los edificios en pie, uno por vía oxidativa y el otro por vía reductora. El objetivo es reducir la contaminación actual de las paredes aplicando esta técnica pionera antes de la demolición, ya que la mayor dificultad radica en el movimiento de los residuos contaminados, por lo que se persigue la descontaminación in situ. De esta manera también se garantiza la seguridad para las personas.

Las conclusiones derivadas de estos dos ensayos han sido satisfactorias puesto que las reducciones de residuos de la fabricación de lindano en los paramentos de Inquinosa van desde el 40 % al 99 %, dependiendo de su emplazamiento. Con los datos preliminares, se deduce que la contaminación por residuos de la fabricación de lindano se encuentra en mayor grado en la pintura interior y a nivel medio en el enfoscado interior. En el bloque y el enfoscado exterior su contaminación es testimonial.

Por ello, los dos ensayos se han centrado en reducir la contaminación de la pintura y el enfoscado interior antes de desmantelar las paredes, mediante la aplicación de productos a distintas concentraciones y distintos sistemas de aplicación.  Los ensayos se han realizado mediante la aplicación de nano partículas en disolución de hierro cero valente, persulfato sódico activado con sosa y la aplicación de nanopartículas de óxido de titanio.

Con estas conclusiones, se estudia la posibilidad de retirar la pintura y enlucido interior mediante fresado, dotado de aspiración y control atmosférico para tratar estos residuos con reactivos químicos en el mismo emplazamiento.

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios