Comarca Jacetania Portada – Cabecera

Sabiñánigo albergará en junio un simulacro de emergencia química que involucrará a toda la población

PRUEBA DE SONIDO

El 112 Aragón ha llevado a cabo este jueves un ensayo del sistema de aviso a la población de Sabiñánigo en caso de emergencia química.

El Centro de Emergencias 112 Aragón ha puesto a prueba este jueves en Sabiñánigo el sistema de aviso a la población en caso de emergencia química. Se trata de una herramienta del Plan de Emergencia Exterior de la localidad elaborado por el Gobierno de Aragón para prevenir y, en su caso, mitigar las consecuencias de accidentes graves en establecimientos industriales y su entorno en los que intervienen sustancias peligrosas. Esta prueba de sonido ha supuesto el paso previo a un simulacro a mayor escala que se realizará en junio y que involucrará a toda la sociedad serrablesa.

El ensayo ha comenzado con una reunión en el Ayuntamiento de Sabiñánigo, con la presencia de todas las partes implicadas, como el Speis de la Diputación Provincial, Protección Civil del Alto Gállego, Policía Local, Ercros, brigadas municipales, la alcaldesa Berta Fernández y la directora general de Interior y Protección Civil, Carmen Sánchez. En este encuentro se ha planificado la prueba, informando a los asistentes del procedimiento a realizar.

Reunión en el Ayuntamiento de Sabiñánigo con todos los medios implicados. Foto: Laura Zamboraín

El objetivo de este ensayo era el de comprobar que estas señales acústicas se escuchan de forma correcta en todas las zonas que podrían verse afectadas por una emergencia química. Para ello, los colaboradores en el simulacro han tomado datos en seis puntos de control de la localidad, ubicados en el Polideportivo Puente Sardas, Aurín, Calle Serrablo-Estación, Complejo Deportivo La Corona, Sardas y la Sede Comarcal.

Señal de emergencia

Y a las 12.00, el 112 ha activado desde Zaragoza la señal de emergencia. Primero se ha informado a la población de que se trataba de una prueba, y a continuación han comenzado a sonar las sirenas que indican el autoconfinamiento de la población. Diez minutos más tarde, han vuelto a sonar, para avisar de que los vecinos ya se podían desconfinar. No obstante, y al tratarse sólo de una prueba, los sabiñaniguenses no han tenido que acatar las medidas establecidas en el Plan de Emergencia Exterior.

En Sabiñánigo hay instaladas tres torres con sirenas, ubicadas en la Presa de Sardas, en las instalaciones de la factoría de Ercros y en el Parque Pirineos, tres puntos estratégicos que garantizan una correcta cobertura acústica de toda la zona. Las sirenas tienen un sonido característico de alarma que empieza en modo rampa, incrementando su potencia de forma progresiva.

Su sonido alcanza los 85 dB en las zonas más próximas a las sirenas y no baja de los 65 dB en las más alejadas. En caso de emergencia química, la alerta se anuncia con tres señales acústicas de un minuto de duración, con cinco segundos de separación entre ellas, mientras que, al fin de la emergencia, una señal continua de 30 segundos indica que ya ha pasado el peligro.

Incidente en mayo

La Directora General de Interior, Carmen Sánchez ha explicado que “era fundamental ver como funcionan las sirenas”, ya que en la situación de emergencia de mayo “hubo alguna dificultad en el sonido al final de la emergencia y tras corregirla, queríamos comprobar si hay alguna deficiencia”. Aunque lo “importante” será el simulacro que se realizará en junio “involucrando a toda la sociedad y para valorar la coordinación entre todos los efectivos que trabajan en un operativo de emergencia”, en este caso, ante un riesgo químico.

El simulacro se tenía que haber realizado en abril de 2020, pero se tuvo que suspender por la pandemia. Y en el de junio se comprobará si las jornadas que se celebraron en octubre de 2019 en Sabiñánigo, para hablar de la autoprotección, tuvieron resultado entre la población.

Berta Fernández, alcaldesa de Sabiñánigo, ha añadido que la prueba realizada este jueves “sirve para saber cómo debemos actuar ante una situación sobrevenida en la que debemos protegernos de un riesgo químico”. Y respecto a lo ocurrido en mayo en Orache, “se demostró que el Plan de Emergencia tiene un buen engranaje, porque la colaboración entre efectivos fue perfecta”. Sirve para saber cómo debemos actuar sobrevenida en la que debemos protegernos de un riesgo químico.

Plan de Emergencia Exterior de Sabiñánigo

Sabiñánigo cuenta con cuatro empresas SEVESO, aquellas que trabajan con sustancias peligrosas, dos de ellas de nivel superior, obligadas a contar con un Plan de Emergencia Exterior. En este sentido, la directora general ha señalado que este tipo de empresas “dependen del tipo de producción”. Ercros está en el nivel 1, el más importante, y Orache y Enagás en el nivel inferior.

Los planes especiales de protección civil de emergencia exterior establecen las actuaciones ante incidentes que supongan un riesgo para el entorno de las industrias químicas y regulan la coordinación de medios y recursos y las acciones para dar una respuesta rápida y eficaz a la emergencia.

Una de las tres sirenas instaladas en Sabiñánigo, junto a Ercros. Foto: Laura Zamboraín

El Plan incluye asimismo pautas para informar a la población sobre cómo debe actuar ante una emergencia. En este sentido, además del sistema de sirenas específico para alertar a la población que está en el exterior, se avisa a los vecinos a través de otros canales como megafonía local y mensajes en radio, redes sociales y medios de comunicación.

En octubre de 2019, un mes después de la instalación de las sirenas, se llevaron a cabo seis jornadas de divulgación. El objetivo era informar sobre el contenido y la operatividad de este Plan de Emergencia Exterior, explicar los consejos de autoprotección ante una situación de riesgo químico y mostrar cómo se activa el sistema de alerta acústica.

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios