AB Energía portada

Más de medio millón de euros para los ganaderos con explotaciones en zonas con presencia de lobo y oso

AYUDAS

El Gobierno de Aragón pone en marcha la cuarta convocatoria de ayudas que supone un total de 2 millones de euros invertidos en hacer frente a los sobrecostes en la ganadería extensiva derivados de la convivencia con estas especies. Este año se incorpora a la ayuda el municipio de Borau, siendo 32 el total de las entidades locales beneficiadas.

El Boletín Oficial de Aragón publica hoy, 11 de junio, la orden por la que se convoca 550.000 euros en ayudas a los ganaderos con explotaciones donde se ha evidenciado la presencia del oso y el lobo de forma continuada.  A diferencia de las ayudas por los daños ocasionados, que se vienen abonando desde el año 2003 en el caso del oso, en esta línea de ayudas los ganaderos pueden acogerse a la subvención hayan sufrido o no un ataque.

Estas ayudas no se limitan a pagar al ganadero por las ovejas muertas y los daños materiales, sino que se paga por el número total de cabezas de ganado de la explotación y se subvencionan las medidas de autoprotección. Por esta misma razón, en el caso del lobo el ganadero no tiene que demostrar si el ataque sufrido es de este animal o de un perro asilvestrado, sino que se le reconoce el derecho a la ayuda por tener su explotación en una zona donde habita.

De esta forma, el Gobierno de Aragón intenta compensar los sobrecostes que la mera presencia de estos animales ocasiona en las explotaciones ganaderas de ovino y caprino. Desde que en 2018 se pusiera en marcha este pionero sistema de ayudas, el sector ha recibido 1.950.000 euros, a través de cuatro convocatorias (2018, 500.000 euros /2019, 400.000 euros/ 2020, 500.000 euros /2021, 550.000 euros). En 2020, se beneficiaron de esta ayuda 128 ganaderos.

Solicitud de ayudas

En la presente convocatoria, se ha incluido el municipio de Borau (Huesca). En total son 32 entes locales los que pueden acogerse a estas ayudas, en la provincia de Huesca y 6 en la de Zaragoza.

Para solicitar la ayuda, los ganaderos deben de tener contratado un seguro ganadero que cubra las incidencias provocadas por fauna silvestre en vigor en la fecha de presentación de la solicitud.

Siempre y cuando el ganadero haya llevado a cabo alguna de las medidas de autoprotección, también subvencionables al 100%, tendrá derecho a una ayuda por explotación. El importe máximo de la ayuda será de hasta 6 euros por cabeza de ganado con un límite máximo subvencionable de 2.000 cabezas de más de un año de vida por explotación y un límite mínimo de 100 cabezas, igualmente de más de un año por explotación, computado el cálculo según el censo ganadero de la explotación en el REGA a 1 de enero de 2020.

Medidas de autoprotección subvencionables

-La adquisición de vallados fijos o portátiles para el ganado, hasta un máximo de 3.000 euros por titular y año; de pastores eléctricos, hasta un máximo de 3.000 euros por titular y año; y de perros de raza mastín en cualquiera de sus variantes (montaña de los pirineos, mastín del Pirineo, mastín español), puros o procedentes de cruces acreditados entre ejemplares de estas razas. Hasta un máximo de 600 euros por perro en el caso de tratarse de mastín del Pirineo (acreditado mediante pedigree) y de 300 euros por perro para el resto de las razas. La suscripción de seguros de responsabilidad civil para la tenencia de perros mastines, hasta un máximo de 200 euros por perro.

Los ganaderos tienen 15 días para presentar sus solicitudes al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Serán subvencionables los gastos realizados desde el 1 de octubre del 2020 y el 15 de septiembre de 2021.

Esta convocatoria es subvencionada con fondos propios del Gobierno de Aragón y conforme a la normativa europea, está sujeta al llamado ‘régimen de minimis’, que limita el importe total máximo de la ayuda recibida por los beneficiarios en tres años y que en la actualidad se sitúa en los 20.000 euros.

En junio de 2019, el Gobierno de Aragón solicitó a la Comisión Europea compatibilizar esta ayuda como “Ayuda de estado”, eliminando de este modo las limitaciones que impone el régimen de minimis. La solicitud fue informada negativamente por los Servicios de la Comisión, que consideran que esta ayuda sería “incompatible con el mercado interior”, es decir, interpretan que los ganaderos que reciben estas subvenciones estarían en superioridad de condiciones con respecto a sus competidores en el mercado. El consejero Olona manifestó su desacuerdo con esta decisión a través de una misiva al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, puesto que a la presente convocatoria no podrán optar los ganaderos que ya han sobrepasado los 20.000 euros del régimen de mínimis.

Otras ayudas

Desde el año 2003, se viene compensando a los ganaderos de forma directa por los daños provocados por el oso. En estos 18 años, el promedio de expedientes indemnizados es 7,7 expedientes/año, mientras que el del coste de las indemnizaciones es de 8.925,79 euros/año.

Las dos líneas de subvenciones mencionadas, no son las únicas ayudas que recibe la ganadería extensiva, solo a través de la PAC el sector percibe 109 millones al año en Aragón. También desde la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal se destinan 600.000 en líneas de mejora a través del programa FEADER.

Banner Ayuntamiento de Sabiñánigo genérico
Comentarios