Los médicos del centro de salud de Jaca denuncian el “deterioro progresivo” de la atención primaria

En un comunicado explican que los “graves problemas” de personal han impedido el normal funcionamiento del PAC de Canfranc y advierten de que peligra el de Jaca. El problema se agravará a partir de septiembre, ya que según señalan, los médicos para atender ambos PAC serán tan sólo 3, “con lo que de no implementar medidas urgentes, se prevé un gravísimo problema con la cobertura médica de las urgencias también en el PAC de Jaca”.

La falta de médicos está afectando a diversas zonas de Aragón, donde se tienen que cerrar servicios por no poder cubrir las bajas o plazas vacantes. La Jacetania no es ajena a este problema, donde desde junio hasta principios de agosto las urgencias del Punto de Atención Continuada de Canfranc estuvieron cerradas, al igual que el PAC de Escarrilla, en el Alto Gállego. La solución para este periodo estival ha sido reabrir las urgencias los viernes, sábados y domingos, pero se trata de una medida que no acaba de convencer.

Ante esta situación y las que podrían darse, los profesionales del Centro de Salud de Jaca denuncian el “deterioro progresivo” que está sufriendo la Atención Primaria en la Jacetania. Según explican en un comunicado, la “ineficaz gestión y falta de previsión en materia de política de personal” ha hecho que las jubilaciones que se van produciendo no se vean compensadas con un aumento en las plazas de las facultades de Medicina ni de la especialidad de Medicina de Familia (MIR). Las precarias condiciones de los contratos que se ofrecen “tampoco ayudan para atraer a sanitarios a esta región”.

Funcionamiento de los PAC

Los “graves problemas” de personal, incluso han impedido el normal funcionamiento del PAC de Canfranc, que desde hace años “se había mantenido abierto de forma ininterrumpida los 365 días del año”, atendido por los profesionales del centro de salud jaqués Centro de Salud. Consideran que desde la consejería de Salud se ha improvisado “una solución de fortuna” para los fines de semana de agosto y septiembre de Canfranc, “priorizando las cuestiones político-sociales, por encima de cualquier otra consideración, creando malestar entre los profesionales del centro de salud por el agravio comparativo que supone el diferente trato contractual respecto de los trabajadores de plantilla y dejando sin respuesta el problema que resurgirá al finalizar septiembre”.

Advierten de que en la actualidad también está en riesgo el PAC de Jaca, ya que de los 7 médicos de Atención Continuada que cubrían las guardias de los PAC de la capital jacetana y Canfranc, ya en junio se redujeron a 5, lo que obligó al cierre de las urgencias del de Canfranc. El problema se agravará a partir de septiembre, ya que según señalan, los médicos para atender ambos PAC serán tan sólo 3, “con lo que de no implementar medidas urgentes, se prevé un gravísimo problema con la cobertura médica de las urgencias también en el PAC de Jaca”, añaden los profesionales de Jaca.

“Se avecina un inminente caos”

El panorama local se “ensombrece” aún más por el hecho de que en Jaca, de los 10 Médicos de Familia titulares, 7 se jubilan a lo largo de los próximos 3 años, sin perspectivas claras de ser reemplazados. Por lo que “se avecina un inminente caos”.

Las demandas de los profesionales sanitarios no tienen que ver con aspectos salariales, ni con mejoras en recursos materiales o en las condiciones de trabajo. “Asumimos nuestro deber con la población porque vocacionalmente nos gusta el trabajo que hacemos y porque estamos convencidos de la importancia de una Sanidad Pública potente”, apuntan. Pero manifiestan que están al “limite” de sus fuerzas, ya que son “muchos meses” sin que se hayan podido sustituir las bajas por enfermedad, ni los permisos para descansos vacacionales, ni las jubilaciones. Esto ha motivado que tuvieran que asumir ese trabajo extra entre el resto de compañeros.

Igualmente hay que tener en cuenta que en Jaca en estas fechas estivales, la población llega a multiplicarse por cuatro. Y la atención a toda esa población turística recae sobre los mismos sanitarios. Estas circunstancias han afectado a los vecinos de Jaca, que “han tenido que soportar retrasos, problemas con las comunicaciones, y numerosos inconvenientes, debiendo derrochar paciencia y hacer un ejercicio de comprensión”. Los profesionales del centro de salud jaqués piden disculpas y agradecen ese esfuerzo, porque saben que “para ellos también es un problema muy importante”.

Garantizar medios y recursos

Y recuerdan que es responsabilidad de la Gerencia del Salud y de Consejería de Salud garantizar medios y recursos sanitarios y gestionarlos de la forma más eficiente posible. Desde todos los foros y entidades sociales posibles “deberíamos alentarles para que planifiquen y lleven a cabo actuaciones y cambios estructurales de urgencia que permitan adaptar el sistema Sanitario a esta nueva realidad”. A su juicio, estos cambios pasarían, entre otras medidas, prioritariamente por reestructurar con urgencia el Mapa Sanitario y los PAC, y redistribuir profesionales y servicios de forma que se adecúen a la situación actual y puedan maximizarse los escasos recursos humanos y materiales existentes. “Si nuestros gestores y responsables políticos no se movilizan con urgencia, el sistema va a colapsar junto con sus profesionales. Estamos empezando a ver cómo comienza a desmoronarse. Se debe de actuar ¡ya!”, concluyen.

Comentarios