Los delegados de hockey del Club Hielo Jaca muestran su malestar con la Junta Directiva y piden un cambio de gestión urgente

Primero fueron los socios, luego los jugadores de hockey y ahora los delegados y delegadas de los equipos de hockey del Club Hielo Jaca. Casi nadie esta contento con la gestión de la Junta Directiva del club jaqués, encabezada por Jessica Zaragoza. Y los últimos en mostrar ese malestar han sido los delegados y delegadas del hockey hielo. Dicen que aunque han trabajado por el bien del club, intentando advertir de errores al equipo directivo debido al desconocimiento del funcionamiento del club en general y el hockey en particular, la respuesta siempre ha sido la misma, “el rechazo y la falta de diálogo”.

“Por desgracia para todos nos encontramos con una Junta que carece de un proyecto de gestión, sin comunicación con los socios del club y alejada de los deportistas y voluntarios”, añaden los delegados en un comunicado.

Esto pone de manifiesto, una vez mas, el descontento de la mayor parte de la gran familia que forma el Club Hielo Jaca, que ha derivado en una escisión de una parte del patinaje artístico, con la creación de un nuevo club entrenado por Yediel Cantón, el plante de los jugadores senior y junior, que se negaron a jugar un partido y solicitaron la dimisión de la presidenta, la creación de una plataforma de socios, que solicita la celebración de una Asamblea Extraordinaria y también la dimisión de la Junta, y finalmente, el malestar de los delegados, que quieren hacer público que si no hay un cambio urgente de gestión y se sigue por este camino, “el club desaparecerá y una parte de nosotros se irá con él”.

El C.H. Jaca “ha sido, es y debe seguir siendo un activo de nuestra ciudad, por este motivo no podemos permitir que continúe avanzando el deterioro institucional que está sufriendo el club con esta Junta, en la que ya sólo quedan 2 personas activas”, aseguran.

Los delegados y delegadas “somos una parte de ese grupo humano que está en el día a día, en los entrenamientos, en los partidos, en los desplazamientos, velando por el funcionamiento del club y el bienestar de sus deportistas. Por este motivo no haríamos bien si no hiciéramos pública nuestra preocupación por el rumbo que está tomando el club. En estos tres meses hemos intentado hablar con la presidenta para ayudar e intentar que las cosas fueran por el mejor camino posible; pero la falta de interés mostrada y, sobre todo, la falta de comunicación ha hecho que esto no fuera posible”.

Según explican, tuvieron que llegar al punto de amenazar con su dimisión para reunir una reunión con la presidenta a finales de septiembre, siendo esta la única vez que se han reunido con ella desde que empezó la temporada. “Sabemos que esta reunión se produjo porque unos días antes los equipos senior y junior se plantaron y no jugaron un partido por la negativa de la junta a reunirse también con ellos”, añaden. Aún así, “hemos seguido trabajando para intentar que el funcionamiento diario del club se desarrollara con normalidad. Hemos intentado que las carencias de gestión que está teniendo el club no perjudiquen a los jugadores y puedan entrenar y competir con cierta normalidad”.

A pesar de todo, continúa el comunicado, “de intentar únicamente que el club funcionara y que los deportistas pudieran estar bien y cubrir sus necesidades, de desempeñar las tareas sin la ayuda de la junta, con total ausencia de comunicación por su parte y sin ningún tipo de preocupación por los temas que se le plantean, hemos tenido que oír cosas como: ‘si no estáis contentos iros'”. La Junta, con estas frases, “lo único que demuestra es su desconocimiento del club, del hockey, de la ciudad y de las personas que vivimos en Jaca, en una muestra de desconexión clamorosa con las personas que formamos parte de la extensa familia del hielo”.

El malestar de jugadores, padres de deportistas, socios, delegados, voluntarios, entrenadores “no se produce, como dice la presidenta, porque hay unos pocos socios que no aceptan los resultados de las últimas elecciones, o porque un grupo reducido de socios no quiere a la presidenta por motivos personales, sino que es el resultado de la mala gestión, la ausencia de proyecto, la desconexión con los socios y con las personas que trabajamos altruistamente para sacar adelante el club por parte de la presidenta y su menguada Junta Directiva”.

Los delegados y delegadas “seguiremos trabajando día a día, a pesar de todas estas dificultades, para que nuestros deportistas de todas las edades puedan sentirse orgullosos de su club. Pero también pedimos a todos los que formamos la familia del hielo y a la sociedad jaquesa que no os quedéis solamente en lo que se ve y os intereséis por todo lo que hay detrás. No se puede seguir perdiendo más tiempo, es urgente tomar las riendas del club y empezar a hacer una buena gestión para salvar al C.H.Jaca”, concluyen.