Comunicanza

La responsabilidad ha sido la tónica predominante de este Primer Viernes de Mayo

JACA

Los jaqueses han cumplido las normas sanitarias y las recomendaciones de cantar el himno desde sus casas. Sólo un grupo de 22 personas se juntaron el jueves en un local social de Jaca y fueron propuestos para sanción, después de ser desalojados.

Los balcones engalanados daban cuenta este viernes de lo que se tenía que haber celebrado en Jaca. Pero un año más la pandemia ha dejado a los jaqueses sin su gran fiesta, la más emotiva y que más intensamente viven, el Primer Viernes de Mayo. Y este año la situación era más preocupante, por el incremento de casos positivos. Pero los jaqueses han sabido estar a la altura, respetar todas las normas y hacer caso a las recomendaciones lanzadas en los últimos días por parte del Ayuntamiento de Jaca y la Hermandad del Primer Viernes de Mayo. Únicamente se tuvo que desalojar por parte de la Policía Nacional y Local una reunión de 22 personas en un local social, algo no permitido ya que debido a la situación de nivel de alerta 3 agravada en la que se sitúa Jaca sólo se permiten reuniones de 4 personas.

La capital jacetana ha reforzado la vigilancia en este día de ‘no fiesta’ del Primer Viernes de Mayo, con un amplio dispositivo policial para que se cumplan las medidas sanitarias.

22 personas sancionadas

La Policía Nacional y Local sólo han tenido que intervenir, hasta el momento, en una reunión de 22 personas, en un local social de Jaca. El aviso lo realizó un ciudadano, que alertó de una posible situación irregular el jueves por la tarde. Acudió la Policía Nacional y Local y comprobaron que efectivamente, la situación era ilegal. Se identificó a las 22 personas, de entre 30 y 35 años, se desalojó el local y se les sancionó, tal y como explica José Miguel Larraz, jefe de la Policía Local de Jaca.

En cuanto a la jornada de este viernes, la mayoría de establecimientos hosteleros han permanecido cerrados y los que han abierto “han cumplido escrupulosamente las normas”, añade Larraz. Y los ciudadanos “han mostrado un respeto exquisito” y todo el mundo “ha sido responsable”, algo que agradece.

Este Primer Viernes de Mayo sólo se han llevado a cabo la misa en la ermita de la Victoria y la salve en la Catedral, con presencia municipal y de la Hermandad, pero sin ir ataviados con los trajes típicos de este día. La explanada junto a la ermita, al lado del cementerio, permanecía vallada para que nadie pudiera acceder a la misma.

El operativo de vigilancia se mantendrá hasta el sábado por la tarde.

 

Campaña espárragos Adecuara
Comentarios