Balneario de Panticosa verano

La Feria de Otoño llega a Biescas en el primer fin de semana sin restricciones

Se celebra este sábado y domingo y aunque se suprimen algunas actividades, se mantiene el recinto ferial, la exposición de ganado y el concurso de quesos de otoño. A pesar de que desde este fin de semana se eliminan las restricciones, el Comité Ferial mantendrá las medidas establecidas y habrá control de aforo en las carpas donde se ubican los expositores.

Biescas retoma este fin de semana (22 y 23 de octubre) la Feria de Otoño, un certamen “de transición”, ya que no será la misma que en años anteriores, pero tiene la vista puesta ya en la de 2022. La programación ha variado algo con respecto a ediciones anteriores por las medidas Covid, pero mantiene su esencia tradicional. Y llega en el primer fin de semana de ‘normalidad’, aunque las medidas establecidas por el Comité Ferial se van a mantener, como el aforo limitado en el recinto ferial.

“No sabíamos muy bien cómo enfocar la feria este año, porque cuando comenzaron las reuniones había restricciones”, explica Nuria Pargada, alcaldesa de Biescas y presidenta del Comité Ferial. Pero como se “lanzaron” con la Feria de la Primavera, “también con esta, con el problema de que no la podemos hacer en la calle”, añade.

Con todo esto, se han suspendido las actividades que podían suponer aglomeraciones de personas, como la actuación de la Ronda de Boltana, los Titiriteros de Binéfar y las degustaciones de quesos, setas o fondie, así como la “gran despedida de la feria, la degustación de vaca donada por Araparda”.

Recinto ferial

Pero se mantiene la zona de los expositores. “El sector de artesanía y agroalimentación se han visto perjudicados por la pandemia, porque la mayoría de las ventas las hacen en las ferias”, señala Pargada. En este sentido, se ha cambiado la distribución del recinto ferial, y en la zona del polideportivo estará la artesanía y la alimentación se saca a otra carpa fuera, “para que estén más extendidos por expositores”. En el frontón estarán los quesos. Nuria Pargada añade en este sentido que se mantiene el número de expositores de otras ediciones. Y todas las carpas estarán controladas por personal, ya que el aforo estará limitado. La exposición de ganado se ubicará en el recinto de la Conchada y ahí estará también la zona dedicada a los vehículos.

También se ha suprimido la cata popular de queso y sólo tendrá lugar la cata profesional, dirigida por Juan Barbacil, por lo que habrá concurso de quesos. “En 2019 se vendieron 6.000 kilos de queso, e intentaremos acercarnos a esa cifra este año”, señala la alcaldesa.

Comentarios