Comarca Jacetania Portada – Cabecera

El Obispado de Jaca no autoriza la apertura de la iglesia de Santa María de Iguácel por el contencioso que tiene con la DGA por la propiedad

El obispado de Jaca y el Gobierno de Aragón tienen abierto un contencioso-administrativo sobre la propiedad de la iglesia de Santa María de Iguácel, ubicada en el valle de la Garcipollera (Comarca de la Jacetania). El ejecutivo autonómico tiene la propiedad del templo, pero la Diócesis señala que le corresponde. Como consecuencia, el Obispado no ha autorizado la apertura de la iglesia hasta que se resuelva el tema en los Tribunales, por lo tanto, este verano, no se podrá visitar el templo. La Asociación Sancho Ramírez, encargada de abrirla, ha explicado que tras haber pedido la autorización y al no haberse recibido, «no se ha creído conveniente iniciar el mantenimiento, la apertura y explicaciones de la Iglesia».

Desde el Gobierno de Aragón se ha explicado que se tiene un título de propiedad sobre la finca en la que está enclavada la iglesia, y tanto en el catastro como en el registro de la propiedad se reconoce que es una pertenencia del ejecutivo autonómico, porque de hecho, es el que paga los impuestos que recaen sobre este inmueble. Se ha asegurado también que el Gobierno de Aragón planteó un recurso en el catastro y éste le dio la razón. Estas fuentes también han asegurado que el Obispado de Jaca carece de documento alguno que acredite la propiedad sobre la iglesia. Y además, a la dirección general de Patrimonio Cultural de la DGA «no le consta que el obispado haya planteado recurso alguno». Por ello, las obras de rehabilitación que se anunciaron hace casi un mes y que están aprobadas, se van a ejecutar según estaba previsto, aunque no se conoce la fecha exacta de inicio de las mismas.

El pasado 4 de junio la Asociación envió una carta al Obispado, en los mismos términos que en años anteriores, solicitando autorización para abrir la Iglesia de Iguacel desde el 9 de julio al 2 de septiembre, y 8 y 9 de septiembre. Esta actividad se ha venido desarrollando con socios voluntarios desde hace 24 años, y la media de visitantes ha sido de unos 4.000 visitantes al año. A fecha de hoy no se ha recibido contestación del obispado, por lo que no se abrirá al público. Esta decisión «ha venido motivada en primer lugar por la falta de autorización escrita del Obispado, y por la conversación mantenida en el mes de mayo con un miembro del Obispado que a dos socios informó verbalmente que no iba a autorizar la apertura de la Iglesia de Iguacel hasta que no se resolviese el contencioso-administrativo que tenían el Obispado y la Diputación General de Aragón sobre la propiedad de la citada Iglesia, ya que las dos instituciones dicen tenerla inscrita a su nombre», explican desde la Junta Directiva de la Asociación Sancho Ramírez.

Santa María de Iguácel fue declarada Bien de Interés Cultural y es una de las iglesias románicas más importantes de la provincia de Huesca.

 

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios