Concluida la intervención en el Valle de Aspe para sacar el camión español que se precipitó por un barranco

Pese a la amplia movilización de bomberos para sacar el camión que transportaba mercancías peligrosas y que volcó a la altura de la localidad de Borce en la RN 134, los trabajos han finalizado esta mañana alrededor de las 5.40, según informa La République des Pyrénées.
Los especialistas han tenido que extraer primero el clorito de sodio del interior de la cisterna del camión. Esto finalizó ayer sobre las 18,00 y comenzaron las labores para sacar subir el camión con la ayuda de dos grúas. Después de casi 12 horas lo consiguieron, lo que permitió también sacar el cuerpo del conductor fallecido.
Durante la mañana de hoy miércoles la carretera RN 134 “permanecerá cerrada porque se realizaran los trabajos de rehabilitación de la valla de seguridad antes de poder reabrirla”, según explican los representantes de la Delegación del Gobierno.

El paso fronterizo de Somport permanece cortado desde que tuvo lugar este accidente en el punto kilométrico 107,250 de la carretera francesa RN 134, cuando el conductor de un camión, procedente de Jaca, transportaba mercancías peligrosas. El vehículo pesado, que transportaba clorito de sodio, circulaba por esta vía del valle del Aspe hacia Olorón cuando, por causas desconocidas, cayó a un barranco. El conductor, que trabajaba para una empresa de Sabiñánigo, quedó atrapado en la cabina.

Se reabre el debate sobre la seguridad de esta carretera en cuanto al trafico pesado

Para hoy al medio día se ha organizado una concentración ciudadana en Accous con el propósito de llamar la atención respecto al transporte de mercancías peligrosas en esta carretera de montaña. Todos lamentan este accidente que se añade a la lista de numerosos problemas del transporte de vehículos pesados en esta carretera nacional francesa.

El teniente alcalde de Borce, Didier Bayens, ha anunciado que convocará a los habitantes a una reunión publica el sábado con la idea de tomar medidas para llamar la atención a las entidades superiores: “No queremos ser una población sacrificada”.  Por su parte Elisabeth Médard, alcaldesa de Etsaut considera escandaloso el hecho de que los camiones y el transporte de mercancías peligrosas sigan estando permitidos. El alcalde de Oloron, Hervé Lucbéreilh considera que los poderes públicos tienen que modernizar esta carretera o prohibir el trafico, porque no esta adaptado a la circulación de vehículos pesados. Según La République des Pyrénées el edil opina que en el lado español  “se han hecho modificaciones remarcables“ y la solución en Francia seria una colaboración entre el sector público y el sector privado para realizar las obras necesarias en tiempo útil sin mirar los costes.