Comarca Jacetania Portada – Cabecera

La masificación turística en la cascada de Orós Bajo obliga a Biescas a regular el acceso

TURISMO

Se han colocado señales en el parquin de Orós Bajo que prohíben la pernocta de autocaravanas y ordenan el aparcamiento de vehículos. El aforo a la cascada no se puede limitar.

El Ayuntamiento de Biescas se ha visto obligado a regular el acceso a la cascada de Orós Bajo, en el barranco D’os Lucas, que se ha convertido en los últimos años en una zona muy frecuentada, tanto por barranquistas como por bañistas. La gran afluencia de visitantes provoca molestias y problemas a los vecinos de este pequeño pueblo de la Comarca Alto Gállego. Tras la colocación de unos vestuarios hace unos años, ahora se han instalado señales que regulan la zona de aparcamiento. El aforo no se puede limitar, porque no es competencia municipal. Además, desde la oficina de Turimso de Biescas se van a promocionar otros enclaves naturales.

Hay días en los que en los aparcamientos se pueden llegar a juntar cien vehículos, y unas 300 personas, más los que acuden andando o en bicicleta. “En el pueblo teníamos muchas molestias, con un aparcamiento desordenado y residuos por la pernoctación de autocaravanas”, explica el representante de los vecinos de Orós Bajo Ricardo Azón. También hay que tener en cuenta que se producen desprendimientos, por lo que no se recomienda el baño, ya que el usuario de esta zona ha cambiado del visitante deportista al “típico dominguero”.

Limitaciones de aparcamiento

El acceso a este paraje natural “se ha descontrolado a la hora del acceso de vehículos y autocaravanas que pasaban la noche ahí, generando problemas para los vecinos, que en muchas ocasiones no podían acceder a sus propiedades”, explica la alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada. Así que tras hablar con Ricardo Azón, representante de los vecinos de este pueblo, se han colocado señales que regulan y limitan el aparcamiento, y prohíben pernoctar a las autocaravanas y furgonetas. Éstas no podrán estar aparcadas de 20.00 a 8.00.

Ricardo Azón, Lourdes Arruebo, Javier Etura y Nuria Pargada. Foto: L. Z.

También se ha colocado un cartel en el cambiador y se ha prohibido que los vehículos pasen del parquin hacia el camino, que lleva a fincas particulares. Igualmente, se ha tratado este tema con la Guardia Civil que todos los días patrullará la zona. “Vamos a hacer lo posible para que se respeten las señales y si hay que denunciar, se denunciará”, advierte la alcaldesa. La cascada de Orós “es un paisaje bonito, pero hay que tener precaución, es un embotellamiento de rocas y pueden caer, hay cierto riesgo, y el acceso tampoco es fácil, tiene sus dificultades”.

“Uso negligente” del espacio

Los vecinos de Orós Bajo “llevamos 10 años reclamando ordenar el uso de este espacio y por fin hemos conseguido que el ayuntamiento de Biescas se haga eco de nuestras demandas parcialmente”, apunta Azón. “Es un primer paso muy importante de cara a regularizar todo, sobre todo el aparcamiento y el tránsito de gente”, subraya. Creen que hay un uso “un poco negligente de este espacio. Todos los años hay algún accidentado y es lo que queremos evitar, además de la masificación”, añade.

Javier Etura, concejal de turismo del Ayuntamiento de Biescas ha explicado que el aforo no se ha limitado “porque es más complicado”. Pero para regular el uso se ha hablado con la Federación Aragonesa de Montañismo para que “nos asesore y aconseje, que son los expertos, y son ellos los que a través de nosotros pusieron el cambiador y una webcam que estará disponible desde agosto para poder ver el caudal”. Etura no aconseja el baño en esta zona, “como mucho a hacer el barranco y continuar, no pasar aquí el día, porque es peligroso por el tema de los desprendimientos”.

En el valle de Tena “hay muchos sitios espectaculares, tanto o más que la cascada de Orós”, así que vista la gran afluencia, “vamos a dejar de recomendar ésto para que se visiten el resto de maravillas naturales y promocionar otras zonas“, añade el concejal.

Llamamiento a la prudencia

Por su parte, Lourdes Arruebo, presidenta de la Comarca Alto Gállego, ha subrayado que preocupan “esos sitios con más presión porque se junta más gente, y uno de ellos es la cascada de Orós”. Ésta junto a la zona del Balneario de Panticosa y la Sarra “son los puntos más críticos”, añade.

El tema que más preocupaba es la balsa, por lo que son “dos focos de masificación, en el aparcamiento y arriba, y estábamos viendo qué alternativas se podían tomar”. También se ha reforzado la recogida de basuras. En lo que respecta a la zona del agua, “no hay una competencia directa municipal y eso sería más complicado de poder regular, pero en el aparcamiento sí que se pueden hacer actuaciones”.

Desde las instituciones hacen un llamamiento a la prudencia y a cumplir las normas.

Los cambiadores. Foto: L. Z.

BANNER DPH Huesca Accesible Portada
Comentarios